¡Hola mundo!

Publicado: 15 noviembre, 2010 en Sin categoría

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

musica

Publicado: 27 diciembre, 2009 en poemas
oh bella musica eres toda mi inspiracion
como el niño al juguete
como el pincel al dibujante
eres mas q cualquier relacion

bellas notas van de la melodia
al mediodia compongo tu armonia
para mi eres mas que un buen dia
eres mi mejor amiga

perdona si no te atiendo
eres mas celosa ,pero tu si que lo vales
contigo el tiempo si me late
contigo una eternidad si me quedo

contemplar

Publicado: 5 mayo, 2009 en poemas

Contemplando el viejo rostro

Eh olvidado mis promesas ajenas

Oh dulce despertar cambiante

Viajero sin cesar al  caminante

 

Oscuridad parece deslumbrar

Palpitando en tus ojos dulces

El amanecer es un nuevo despertar

Oh que seria de mi árbol sin cesar

 

Estrellas inundan la vieja foto

Ya estas tatuada con todo el dolo

Intenciones son solo viejas emociones

Para que ya hablar de perversas tentaciones

 

La oscuridad seguirá siendo igual

Como tus palabras traducidas en acciones

No permaneceré sentado enredándome

En lo que un día fue como aquella vez

mi amiga soledad

Publicado: 5 mayo, 2009 en poemas

La soledad llena mis sentidos

Más allá de los viejos  horizontes

Hacia donde me llevaras vieja amiga

Hacia donde iré hoy

 

No encuentro sentido seguir

Tu presencia me ahoga y me hunde

Ojala pudiera como antes sonreír

Ojala y te pudiera a ti mentir.

 

Ya déjame no ves que soy débil

Por que hacerlo mas difícil

Cuando será el día querida solitaria

Que me despierte con un bello día.

Trata de el recuerdo del ayer

Publicado: 2 mayo, 2009 en Sin categoría

 

Cita

el recuerdo del ayer

 EL RECUERDO DEL AYER

 

Estaba  aquí sin dormir, mi corazón no latía

La  soledad  inalterable me ceñía

Me estremecían los recuerdos  en mi mente

Capaz de poder perderme en tu vientre

 

Amanecía  con un pobre olvidar

De  aquellas noches viajando en tu boca

Hoy   ya no necesito tu boca

Solo quería poderte odiar

 

Me dolía no poder tocar aquella canción

Será por que tú fuiste una bella ilusión

Prometías pero jamás cumplías

Que endurecían  a ese pobre corazón

 

Ahora soy el de siempre

Ya no duele el no quererte

El dolor me hace más fuerte

ja  ja,  perdiste, yo se que te mueres por aun tenerme

el recuerdo del ayer

Publicado: 29 abril, 2009 en poemas

 EL RECUERDO DEL AYER

 

Estaba  aquí sin dormir, mi corazón no latía

La  soledad  inalterable me ceñía

Me estremecían los recuerdos
 en mi mente

Capaz de poder
perderme en tu vientre

 

Amanecía  con un pobre olvidar

De  aquellas noches viajando en tu boca

Hoy   ya no
necesito tu boca

Solo quería poderte odiar

 

Me dolía no poder
tocar aquella canción

Será por que tú fuiste
una bella ilusión

Prometías pero jamás cumplías

Que endurecían  a ese pobre corazón

 

Ahora soy el de siempre

Ya no duele el no
quererte

El dolor me hace más fuerte

ja  ja,  perdiste,
yo se que te mueres por aun tenerme

las caracteristicas de dios

Publicado: 15 febrero, 2009 en Libros

UN DIOS EXIGENTE

 

Tampoco nos podemos imaginar a un Dios del universo tan meticuloso

que ordenara hasta los últimos detalles de las vestiduras de los sacerdotes y

diciendo cuántos tenían que ser los flecos. Más bien da la impresión de un viejo

neurótico dándole instrucciones a la sirvienta de cómo tiene que colocar los

objetos en un determinado orden encima de la mesa. Y, además, quisquilloso y

muy exigente:

"No ofrezcáis nada que tenga defecto, pues no será aceptado de vuestras

manos; no debe tener defecto alguno. Animal ciego o cojo o mutilado o

ulcerado o sarnoso o roñoso no presentaréis ante Yahvé ni quemaréis nada de

ellos en el altar. Buey u oveja que tenga algún miembro demasiado largo o

demasiado corto los podréis presentar como ofrenda voluntaria, pero no serán

aceptados como cumplimiento de votos. Animal que tenga los testículos

aplastados, majados, arrancados o cortados, no lo habéis de presentar a

Yahvé. Nada recibiréis de la mano de un extranjero como para ofrecérselo a

Dios, porque sus ofrendas son imperfectas y como hay defecto en ellas, no

serán aceptadas de vuestras manos". (Lev.22, 20 y sig.). Además de exigente,

patriotero.

Al que me diga que estoy siendo irreverente con Yahvé escribiendo cosas

para hacerlo aparecer despiadado, le diré que no hago sino citar lo que leo en

la Biblia, tratando de interpretarlo con mi cerebro, usando la lógica que los

hombres empleamos para juzgar las cosas de este mundo. Si otros hombres

en la antigüedad hicieron comentarios y más comentarios a los textos de la

Biblia, nosotros en nuestro tiempo, poseyendo los mismos textos y, poco más o

menos la misma cabeza que ellos, también tenemos derecho a hacer algunos

comentarios.

 

UN DIOS CELOSO

 

Una de las cosas que más enfurecían a Yahvé era que los israelitas

prestasen oídos a otros dioses.

"No te postrarás ante ningún otro dios, pues Yahvé se llama Celoso y es

un Dios celoso", les decía a los hebreos. (Ex.34, 14).

Sin embargo, por otro lado, no nos podemos explicar cómo siendo tan

celoso de su honra, era en ciertas ocasiones tan respetuoso con los derechos

de los otros dioses, admitiendo en cierta manera su existencia.

"Dijo Yahvé a Moisés:… He aquí el rito según el cual entrará Aarón en el

Santuario… Tomará dos machos cabríos y presentándolos ante Yahvé a la

Salvador Freixedo

Las religiones que nos separan 16

entrada del Tabernáculo de la reunión, echará sobre ellos las suertes para

saber cuál es para Yahvé y cuál para Azazel. Aarón hará acercar el macho

cabrío sobre el que recayó la suerte de Yahvé y lo ofrecerá en sacrificio, pero

aquel que le cayó en suerte a Azazel, lo presentará vivo ante Yahvé para hacer

la expiación y lo soltará después para Azazel" (Lev.cap. 16)

Lo que uno no se puede explicar es que este Azazel, según los

comentaristas de la Biblia, era un ser demoníaco que moraba en los lugares

desérticos circundantes. A lo que parece, Yahvé respetaba sus derechos.

 

LA NUBE

Todavía hay otro aspecto interesantísimo en la manera de actuar de este

Yahvé enigmático: sus variadas formas de presentarse ante Moisés, de las

cuales la más ordinaria era en forma de nube durante el día, y de columna de

fuego resplandeciente durante la noche:

Citamos de la biblia:

E iba Yahvé al frente de ellos de día en una columna de nube para

guiarles en el camino, y durante la noche en una columna de fuego para

alumbrarlos a fin de que pudiesen marchar de día y de noche. La columna de

nube no se retiraba del pueblo durante el día ni la columna de fuego de noche"

(Ex. 13, 20,22)

"El día en que erigió la Morada, la nube cubrió la morada y la Tienda del

Testimonio. Por la tarde se quedaba sobre la Morada tomando aspecto de

fuego hasta la mañana. Así sucedía permanentemente: la Nube la cubría y por

la noche tenía aspecto de fuego.

"Cuando se levantaba la nube de encima de la tienda, los hijos de Israel

levantaban el campamento y en el lugar en que se paraba la nube, acampaban

los hijos de Israel. A la orden de Yahvé partían los hijos de Israel y a la orden

de Yahvé acampaban".

Sobre esta rara nube que servía de vehículo a Yahvé, se podrían escribir

muchas páginas. El Pentateuco habla de ella en muchas ocasiones y siempre

la presenta como algo perfectamente real y visible por todo el pueblo.

 

YAHVÉ EN FORMA HUMANA

 

Sin embargo, Yahvé tenía otra forma de presentarse menos conocida,

pero tan interesante o más que la anterior: la forma humana.

Leamos este relato del Libro del Génesis en el capítulo XVII versículo 1:

"Apareciósele Yahvé a Abraham en el encinar de Mambré, mientras

estaba él sentado a la entrada de la tienda durante el calor del día. Alzando los

ojos miró, y he aquí que estaban delante de él tres varones. Tan pronto como

los vio, corrió a su encuentro desde la entrada de su tienda y, postrándose en

tierra, dijo:

Señor mío, si he hallado gracia a Tus ojos, te ruego pases de largo ante

tu siervo. Permitid que traiga un poco de agua para que os lavéis los pies y

descanséis debajo del árbol".

Y continúa un poco más adelante:

"Levantáronse de allí los varones y se dirigieron hacia Sodoma y

Abraham los acompañó para despedirlos. Entonces se dijo Yahvé ¿He de

Salvador Freixedo

Las religiones que nos separan 17

encubrir a Abraham lo que voy a hacer? Dijo pues Yahvé: El clamor de

Sodoma y el dolor es grande y sus pecados son extraordinariamente graves.

Bajaré para comprobar si han hecho realmente el clamor que ha llegado hasta

mí, y si no es así, lo sabré". Partieron desde allí los varones y se encaminaron

hacia Sodoma.

Y comienza el capítulo XIX:

"Llegaron los dos ángeles a Sodoma en la tarde cuando Lot estaba

sentado a la puerta de la ciudad…"

Estos mismos ángeles (que ahora ya son sólo dos y no tres, como al

principio de la narración, sin que la Biblia nos diga qué fue del otro) son los que

un poco más tarde

"… hicieron descender sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego que

venía desde el cielo y destruyó aquellas ciudades y toda la vega con todos los

habitantes de las ciudades y hasta las plantas del suelo".

Es un hecho, por demás curioso, que los escrituristas nunca se han

tomado el trabajo de explicar a fondo cómo o por qué Abraham, teniendo ante

sí a tres varones, dice repetidamente "Señor mío" y ‘Yahvé", dirigiéndose a

ellos en singular y como si fuese Dios. Lo más que han llegado a decirnos los

escrituristas es que estos tres varones eran una manifestación de Dios que

estaba anunciando la Santísima Trinidad (!). Esto no deja de ser una

explicación piadosa, pero a uno no deja de intrigarle la extraña manera de

proceder de Yahvé y la no menos extraña manera de consignarlo en la Biblia

Primero eran tres varones a los que Abraham llamaba “Señor”; luego se

convierten en dos, y ya no son no varones ni Yahvé, sino que son ángeles o

elohim. Este lenguaje de la Biblia, a primera vista parece extraño y

contradictorio Sin embargo, está bastante de acuerdo con los primeros

capítulos del Génesis en los que se nos hablaba de la creación del mundo

como obra de los elohim o "Señores poderosos"; los que Abraham llama ahora

Dios podrían ser unos de aquellos elohim. Los celos y la furia de Yahvé contra

los elohim que protegían a los otros pueblos, se vería entonces más justificada,

lo mismo que se vería más justificado el respetarle los derechos sobre el

macho cabrío que le había tocado en suerte a uno de estos elohim (Azazel).

Estos elohim se presentaban en formas humanas de jóvenes bellos tal

como los que se le presentaron a Abraham cuando estaba a la puerta de su

tienda, y tal como nos los presenta el Libro del Génesis, "interesados en la

belleza de las hijas de los hombres". Parece que tomaban las formas humanas

que les convenía, y los hombres les tenían un gran respeto porque veían en

ellos a seres superiores con mucho más poder y más conocimientos que los

hombres comunes. En cuanto a la realidad y la belleza de los cuerpos de estos

Elohim tenemos en la Biblia, en el mismo capítulo citado más arriba, una

prueba palpable: los mismos "varones" (a los que Abraham había llamado

“Yahvé") una vez llegados a Sodoma y aposentados en casa de Lot

"… no bien se habían acostado, cuando los hombres de la ciudad, los

sodomitas, viejos y jóvenes, rodearon la casa, y llamando a voces a Lot le

decían: ¿donde están los hombres que han venido a ti esta noche? Sácalos

porque queremos gozarlos" ("gozarlos" en sentido homosexual; no en vano,

sodomita es sinónimo de homosexual).

Lot porfió con ellos para que no hiciesen semejante crimen, y hasta les

ofreció dos hijas vírgenes que tenia. Pero ellos, enviciados como estaban, y

fascinados por la belleza de aquellos "hombres", no querían en razones con Lot

él en la puerta para entrar:

"Entonces los hombres sacaron la mano, tiraron de Lot hacia dentro y

cerraron la puerta, y a los sodomitas que estaban en la entrada los

deslumbraron de modo que ya no podían encontrar la puerta" (Génesis 19, 1 y

sig.).

A la verdad que el Yahvé que se le presentaba Abraham era un Dios bien

extraño. La Biblia no sólo en este episodio nos da pie para pensar en la

corporeidad de Yahvé y de los Elohim. Yahvé prohibe a los hijos de Israel

tomar por esposas a mujeres de otros pueblos no israelitas "porque sus hijas

fornican con sus Elohim" admitiendo así que estos Elohim se presentaban a los

pueblos que protegían lo mismo que Yahvé se presentaba al pueblo de Israel:

en forma de hombre joven y esbelto.

UN DIOS CONTRADICTORIO

Las raras maneras de comportarse Yahvé, que tanto distan de lo que

lógicamente tendría que ser el creador del universo, podrían ser motivo de un

libro entero.

Veamos una breve consideración acerca de sus infinitas contradicciones:

manda Yahvé a Moisés a que le hable al Faraón para que deje salir a los judíos

de Egipto, y por otro lado dice: "Yo, empero, endureceré su corazón (el del

Faraón) para que no deje ir al pueblo Da la impresión de que quiere tener una

razón para poder castigarlo, como de hecho lo castigó más tarde con las diez

plagas. Una manera algo enrevesada de proceder.

Moisés, tal como le dijo Yahvé, acude al Faraón, “… y sucedió que en el

camino a la posada. Yahvé le salió al encuentro y quiso darle muerte (Ex.4,21).

En otro episodio (Núm.22, 20) le dice al profeta Balaam:

"Si estos hombres han venido a llamarte, levántate y vete con ellos, pero

harás solamente lo que dijere Levantándose en la mañana, Balaam aparejó su

asna y se marchó con los hombres de Moab. Sin embargo se encendió la ira de

Dios al emprender Balaam el viaje y Yahvé se puso en el camino para cerrarle

el paso. Iba Balaam montado sobre su asna y lo acompañaban dos de sus

siervos. Cuando la burra vio a Yahvé parado en el camino con su espada

desenvainada en la mano, desvióse del camino andando por el campo. Balaam

le dio golpes para volverla al camino… díjole entonces Yahvé: ¿por qué has

pegado a tu asna tres veces? He aquí que yo he salido para cerrarte el camino,

pues tu viaje es perverso delante de mí. Si no se hubiera salido la burra de mi

presencia, te habría matado a ti y a ella la habría dejado con vida."

La verdad es que se nos hace muy difícil entender estos cambios de

Yahvé. Si le manda ir, ¿por qué luego se enfurece contra él y está a punto de

matarlo?

BIBLIA Y MAGIA

El que tantas maldiciones echa, y tantos castigos dictamina contra todos

aquellos que creen en brujerías o en supersticiones, nos asombra

imponiéndoles israelitas a través de Moisés, ritos que tienen más magia y de

brujería que de otra cosa:

“Yahvé habló a Moisés y a Aarón: Díganle a los hijos de Israel que traigan

Salvador Freixedo

Las religiones que nos separan 19

una vaca roja que no tenga defecto ni tacha y todavía no haya llegado al

yugo… el sacerdote mojará su dedo en la sangre de ella y hará aspersiones

hacia el frente del tabernáculo. Luego será quemada la vaca ante tus ojos. Se

quemarán también su piel, su carne, su sangre juntamente con sus

excrementos y el sacerdote tomará madera de cedro, hisopo y grana y los

echará en medio de las llamas que consumen la vaca. Después el sacerdote

lavará sus vestidos, bañará su cuerpo con agua y volverá al campamento,

pero quedará impuro hasta la tarde. También que la quemó lavará sus vestidos

en agua y su cuerpo quedará impuro hasta la tarde. Un hombre limpio recogerá

las cenizas de la vaca y las depositará fuera del campamento en un lugar

limpio donde serán guardadas para el pueblo de los hijos de Israel a fin de

preparar el agua purificadora y expiatoria " (Núm. 19,1 y sig.)

Insistiendo en los raros preceptos que Yahvé le dicta a Moisés, que tan

iguales son a los que la magia ha practicado siempre, le transcribiré al lector el

rito para la purificación de un leproso, tal como lo vemos en el cap. 14, 1 del

Levítico:

"Yahvé habló a Moisés diciendo: Esta es la ley que ha de aplicarse al

leproso en el día de su purificación… el sacerdote mandará traer para el que ha

de ser purificado dos pájaros vivos y puros, madera de cedro, púrpura escarlata

e hisopo. Después mandará inmolar uno de los pájaros sobre una vasija de

barro con agua santa. Mojará luego el pájaro vivo, en la sangre del pájaro

inmolado, sobre el agua santa, y rociará siete veces al que ha de ser purificado

de la lepra. Y tras de declararlo puro, soltará en el campo el pájaro vivo"

Si esto no es brujería que venga Dios y lo vea.

KOSHER

En las distinciones que Yahvé hace de los animales puros e impuros

(Deut. 14) se puede ver también esta inclinación a los ritos mágicos: se podrán

comer aquellos animales que tengan la pezuña hendida, y que además rumien;

pero Yahvé hace notar que el camello la liebre y el damán, a pesar de que

rumian no podrán ser comidas "porque no tienen la pezuña hendida ■

viceversa, el cerdo, a pesar de que tiene la pezuña hendida, tampoco podrá ser

comido "porque no rumia Asimismo, entre los animales que habitan en el agua

se pueden comer aquellos que tengan aletas y además escamas pero si les

falta alguna de estas dos cosas, entonces serán inmundos y no se podrán

comer. Y pasa da a prohibir más de 80 aves por inmundas, de las cuales les

cita por sus nombres nada menos que a 21. y termina Yahvé esta sección

culinaria (porque referente al régimen alimenticio no tiene fin entre los judíos)

con las siguientes curiosísimas palabras:

"No comeréis ninguna bestia muerta. Se la darás 1 forastero que reside

en tu ciudad para que él la coma, bien se la venderás a un extranjero. Porque

tú eres un pueblo consagrado a Yahvé, tu Dios" (!).

Indudablemente, en estas frases hay algo profundamente extraño que

podría ser objeto de algunos comentarios, pero que prefiero pasar por alto.

He aquí el versículo 21 del capítulo 14 del Deuteronomio:

"No cocerás el cabrito en la leche de su madre." Esta intrigante orden,

que más bien lo pone a uno en la pista para una receta de alta cocina, ha sido

motivo de cientos de comentarios "oficiales" en el Talmud, trayendo

peregrinas consecuencias. Un judío practicante jamás servirá al mismo tiempo

ni tendrá sobre la mesa simultáneamente carnes y alimentos lácticos; pero no

sólo eso, sino que usará diferente vajilla para comer unos y otros. Y para que

se vea que esto no es ninguna bagatela, el mismo ejército de Israel, además de

los graves problemas planteados con la defensa de sus fronteras, padece el

problema suplementario de tener siempre dispuestos para sus soldados dos

juegos de vajillas y cubiertos con los cuales comer las dos clases de alimentos.

Esta es una de las razones por las que muchos judíos practicantes nunca van a

comer a hotel o restaurantes ya que se verían obligados a comer dos con vajilla

que se ha utilizado indistintamente para los dos tipos de alimentos. Me resisto

igualmente a comentar esto porque supera mi capacidad de comprensión.